Técnica ESH

El acelerador de electrones genera, mediante un cátodo, electrones con carga negativa. Estos son conducidos a través de una rejilla con carga positiva y acelerados en el vacío. A continuación, los electrones pasarán por una lámina de titanio de espesor inferior al µm hasta encontrarse con el material irradiado.

Una vez escapado del vacío, los electrones se ralentizarán en la atmósfera de aire (Radiación de frenado). En este caso se formarán rayos X, que estarán protegidos por un blindaje de plomo alrededor del equipo ESH y del material irradiado. De esta manera, los electrones encontrarán el material y lo entrelazarán